Mejora tu calidad de vida de manera sencilla


 Hacer ejercicio, dieta sana o reducir el consumo de sal, son algunos de los más conocidos y que se han de  tener en cuenta a la hora de cuidar la salud.
Ingerir frutas y verduras todos los días en especial de diferentes colores crudas o en zumo ya que aportan vitaminas, minerales y oligoelementos que mantendrán nuestra sistema inmunologíco en plena forma.

Se recomienda beber dos litros de agua al día, porque las  células necesitan hidratación constante, de nada sirve tomar dos litros de agua a la mañana y nada durante el resto de la jornada.
Comer tres veces por semana pescado , especialmente pescado azul, que contenga proteína de alto valor biológico, como el salmón, que limpia las arterias y beneficia al corazón.
Es necesario alejarse de los cuatro enemigos de la salud: sal, grasa,harinas refinadas y azúcar y agregar semillas a la alimentación, como el lino, girasol o  sésamo y frutos secos -en pequeñas cantidades al día-.
Realizar actividad física al menos cinco veces por semana. Una caminata de 45 minutos  incrementa la energía y ayuda a  perder calorías, y aumentar las endorfinas, sin olvidar la actividad sexual -.al menos dos veces por semana-, ya que según algunos estudios aumentan en cuatro años las expectativas de vida.
Será beneficioso meditar cotidianamente, realizando ejercicios de respiración, escuchar música tranquila, o simplemente hacer algo que produzca placer, para tranquilizar la mente y que se renueve el cerebro. También visitar amigos y reir, aportan bienestar y longevidad.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Psicología y Psiquiatría.




Deja un comentario