Novedades en trasplante hepático infantil


La doctora Paloma Jara, vicepresidenta de la Sociedad Española de Trasplante Hepático y jefe del Servicio de Hepatología Infantil y Trasplante Hepático Pediátrico del Hospital de La Paz (Madrid), ha informado del positivo avance en materia de trasplante hepático infantil y ha analizado en profundidad esta compleja intervención que en España se aplica a más de 70 niños cada año. Durante el XXII Congreso de la SETH,  Jara habló de un importante descubrimiento en materia de trasplante hepático infantil, se trata del hallazgo de un factor pronóstico en una enfermedad de muy variable presentación, tanto desde el punto de vista clínico como el de su evolución: el déficit de Alfa-1 Antitripsina, que es una proteína cuyo déficit provoca la enfermedad hepática y pulmonar. “Se ha realizado un estudio con el que se ha logrado determinar el parámetro que permite determinar, al año de vida, el valor de la gammaglutamil-transpeptidasa y si el niño tiene aumentado el bazo, dos datos clínicos y analíticos que predicen la buena o mala evolución del niño. La importancia de estos datos radica en la información que se le puede dar a los padres sobre si el niño va a necesitar trasplante o no, aunque siempre, lógicamente, hay que valorar otros parámetros”, explicó. Según la doctora, “la evolución de los trasplantes hepáticos infantiles en España ha sido y es muy buena. A pesar de requerir la práctica de técnicas quirúrgicas mucho más complicadas que el trasplante en adultos, la supervivencia en niños pequeños menores de dos años se ha igualado a la de los niños más mayores, un hecho que hasta hace unos años era impensable”. Además, apuntó que “la supervivencia en centros con experiencia, es muy positiva gracias a los avances adquiridos en los últimos años. En el Hospital de La Paz se ha conseguido una supervivencia de un 90% a los diez años de trasplante a un niño”.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Actualidad Médica.




Deja un comentario