¿Para qué sirven los fitoquímicos?


Los fitoquímicos son compuestos presentes en los alimentos de origen vegetal (principalmente frutas y hortalizas) asociados con la reducción del riesgo de padecer ciertas enfermedades (como algunos tipos de cáncer) y con la capacidad de retardar el envejecimiento.
Son, en su mayoría, las sustancias responsables del color, aroma y sabor de estos alimentos. Algunas características que los identifican son:

Se encuentran sólo en alimentos de origen vegetal.
Están presentes en cantidades muy pequeñas.
No aportan calorías.
No todos son nutrientes (puesto que no se ha demostrado que su carencia produzca síntomas patológicos).
Son un grupo muy numeroso de compuestos: se sabe que existen cientos o incluso miles de estos elementos, aunque hasta ahora solo se han investigado las propiedades saludables de algunos de ellos.
Ejercen un papel importante en la prevención y/o tratamiento de diversas enfermedades.
En ningún caso el consumo de frutas y hortalizas puede ser reemplazado por preparados farmacéuticos de estos compuestos, ya que, por un lado estos alimentos contienen fitoquímicos que aún no se han identificado e investigado (y que en ningún caso se encontrarán en los suplementos), y por otro, algunos de estos elementos necesitan la presencia de otros componentes del alimento para poder ejercer su acción adecuadamente.

El estudio de los fitoquímicos está prácticamente en sus incios. Se conocen algunos de los compuestos, así como muchas de sus propiedades. Sin embargo, cada día se identifican nuevas sustancias con efectos saludables. Mientras aguardamos nuevas evidencias, la mejor recomendación es consumir diariamente frutas y verduras de diferentes colores.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Preguntas y Respuestas.




Deja un comentario