Parainfluenza: Desconocida, pero muy común


Durante el año 2011, la parainfluenza no ha descansado. Habitualmente, hay menos de diez casos a la semana, pero desde mayo aumentó, bordeando los 50 pacientes semanales, según la Red de Vigilancia Metropolitana, a la que pertenece, entre otros centros, Clínica Alemana de Santiago.

Aunque es poco conocida, esta patología siempre está presente y alcanzó su peak en junio, llegando a 60 pacientes, aproximadamente. Esta enfermedad corresponde a un conjunto de virus pertenecientes al tipo parainfluenza, que causa infecciones en las vías respiratorias superiores e inferiores, sobre todo, durante el invierno, época en que el frío coopera con algunas enfermedades, ya que disminuye las defensas respiratorias y la contaminación ambiental produce irritación de las vías respiratorias. Además, la gente suele no ventilar sus casas y, producto de las aglomeraciones, aumenta el contagio.

La parainfluenza se caracteriza por producir mucha tos irritativa con secreción y dolor de garganta, fiebre, rinorrea y congestión nasal. En niños, puede derivar en laringitis (crup viral), bronquiolitis o bronquitis, entre otros.

Puede pasar desapercibida, ya que por sus síntomas, muchas veces es confundida con un resfrío común, por eso no es tan conocida. No tiene un tratamiento específico, sólo se manejan los síntomas, como bajar la fiebre y disminuir el dolor de garganta y la congestión nasal. Tampoco hay una vacuna que la prevenga.

Para no contraerla, se recomienda evitar aglomeraciones y el contacto con personas contagiadas, y tener un constante lavado de manos, sobre todo si se ha estado cerca de alguien enfermo.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario