Pedicura profesional: Pies más sanos


Acudir a un salón de belleza o spa para una pedicura profesional es una excelente manera de relajarse y mimar los pies. Sin embargo, existe la posibilidad de terminar con una desagradable infección gracias a las malas prácticas de higiene.
Pero siguiendo algunos simples consejos estas posibilidades se pueden reducir considerablemente.
Antes que nada no te debes afeitar, utilizar ceras o cremas depilatorias por lo menos 24 horas antes de recibir una pedicura. No te realices este procedimiento si tienes cortes o raspaduras en los pies o piernas, ya que las bacterias y hongos que viven en las tinas donde sumerges los pies y sobre los instrumentos pueden entrar a través de la piel abierta y causar una infección.
Otro consejo para ayudar a reducir los riesgos, es llevar tus propias herramientas para la pedicura. Esto es por que si las herramientas no están debidamente esterilizadas o desinfectadas, las bacterias pueden transferirse de una persona a otra. Si al lugar que acudes, algunos artículos son desechables, asegúrate de ver que tengan unos nuevos para tu uso, y que los demás estén debidamente desinfectados.
Otra recomendación es que programes tu cita a primera hora de la mañana, ya que el salón o spa se encuentran mucho más limpios, además  las herramientas  no han sido utilizadas por nadie más y los utensilios se han quedado en desinfección por más tiempo.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Belleza.




Deja un comentario