Piel oscura y el tratamiento del acné


Sin importar que el acné sea leve o severo, hay cinco factores clave que las personas de piel oscura deben conocer si tienen acné o se van a someter a un tratamiento antiacné, especialmente las personas de origen africano.

1. La piel oscura es propensa a tener manchas oscuras.

Estas manchas oscuras, llamadas por los dermatólogos hiperpigmentación post-inflamatoria, pueden darse en zonas en las que se ha curado o se está curando una lesión acneica inflamada. Esto sucede por un exceso de producción de melanina cuando alguna zona de la piel se inflama por cualquier causa. Aunque la mayoría de estas manchas desaparecen con el tiempo, es una de las quejas mayoritarias de los pacientes de acné vulgaris de piel oscura y pueden causar baja autoconfianza y autoestima, igual que las espinillas.
Las manchas oscuras en la epidermis se pueden tratar con productos de uso tópico para aclarar la piel. Algunos de ellos se venden sin receta, pero los más fuertes necesitan ser prescritos por el dermatólogo, que además podrá aplicarnos otro tipo de tratamientos dermatológicos además de darnos consejos cosméticos. Aunque no está confirmado, algunos especialistas afirman que la exposición solar puede ser perjudicial y recomiendan el uso de protectores solares SPF 30 o superiores no comedogénicos.

2. Los tratamientos antiacné que resecan la piel deben ser usados con precaución

Este tipo de medicaciones, como el peróxido, deben ser usadas bajo supervisión médica ya que pueden irritar la piel y prolongar la hiperpigmentación post-inflamatoria en algunos casos. Además, el peróxido de benzoilo provoca en algunos casos decoloraciones en la piel.
Los estudios clínicos sugieren que algunas medicaciones como los retinoides pueden tratar de forma efectiva y segura el acné en la piel oscura. Los retinoides tópicos solo están disponibles con receta médica, e incluyen el adapalene, el tazarotene y el tretinoin.

3. La gomina podría ser la culpable

En un reciente estudio se ha concluido que el 46,2 % de los pacientes de piel oscura usa gomina para el pelo, y que un 70,3 % de los que lo usan desarrollan acné en la frente. El acné que se desarrolla por usar estos productos se denomina acné cosmético y se da cuando la gomina bloquea los poros. En estos casos el acné aparece principalmente en el cuero cabelludo, en la frente y las sienes. Este tipo de acné suele presentar puntos blancos y negros, con algunas pápulas y granos.
Tenemos tres opciones de tratamiento:

Si usamos gomina para combatir la sequedad del cabello, debemos usarla unos centímetros por encima de la raíz.
Si usamos gomina para que el pelo sea más manejable, intentar aplicarla en las puntas para evitar el contacto con la piel.
Dejar de usar gomina para el pelo.

Si aún dejando de usar gomina el acné persiste, debemos consultar al dermatólogo. Además, la gomina puede causar foliculitis, que consiste en la aparición de granos con pus y manchas rojas cerca del pelo. Esto puede causar pérdida del cabello y extender la infección. Si sospechamos que podemos tener foliculitis, debemos discontinuar el uso de la gomina y consultar con el dermatólogo.

4. Algunas cremas hidratantes pueden empeorar el acné.

Es habitual que la gente de piel oscura tenga además la piel seca, por lo que el uso de cremas hidratantes está muy extendido entre estas personas. Debemos asegurarnos de que las cremas hidratantes sean productos no comedogénicos para evitar que obstruyan los poros. Si el acné empeorara incluso al empezar a usar una hidratante no comedogénica, debería consultar con el dermatólogo.

5. Se pueden formar queloides tras un brote de acné.

Cuando una persona de piel oscura tiene una cicatriz, la probabilidad de que se forme un queloide (cicatriz engrosada) es mucho mayor. Aunque no es común en pacientes de acné, se han visto casos en el pecho, en la espalda y en la línea de la mandíbula. Un tratamiento temprano y agresivo del acné previene la aparición de cicatrices, ya que los queloides, aunque sean tratados, tenderán a reaparecer. Cualquier tratamiento para los queloides debe ser discutido con un dermatólogo o cirujano plástico antes de ser llevado a cabo. Dependiente de la zona en la que estén localizados se usará presión, geles de silicona, cirugía, láser o irradiación.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Dermatología.




Deja un comentario