Polémica por la píldora del día después


El fabricante de la píldora del día después Plan B se está preparando para un nuevo round contra la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) para definir si el anticonceptivo de emergencia puede venderse sin prescripción a jóvenes y niñas. Teva Pharmaceutical Industries Ltd. dijo que pidió permiso a la FDA para comercializar el medicamento sin límite de edad, en lo que es el último capítulo de una lucha de una década en relación con la venta de Plan B. Actualmente, sólo las mujeres mayores de 17 años pueden comprar la píldora de emergencia sin una orden médica.
El presidente ejecutivo Shlomo Yanai anunció la acción de su empresa, que calificó de “un avance importante” para el producto, ahora comercializada como una única píldora denominada Plan B One-Step. Éste es también el último desafío político para la agencia, que fue ampliamente criticada por su manejo de la píldora bajo la administración del ex Presidente George W. Bush. Las agrupaciones médicas y de defensa de los derechos de la mujer han estado buscando desde 2001 ampliar el acceso a Plan B, que Teva adquirió en 2008. Pero el esfuerzo se vio estancado bajo la administración Bush.
La FDA habilitó en 2008 una “venta libre limitada” en mujeres de 18 años o más, con controvertidos controles de identificación. Luego, la agencia redujo el límite a los 17 años. Plan B, aprobada por primera vez en 1999, contiene una dosis elevada de la hormona progestina que se ha utilizado ampliamente en las píldoras anticonceptivas convencionales durante décadas. Se vendía en una versión de dos píldoras que se tomaban dentro de las 72 horas de la relación sexual que ya enfrenta a rivales genéricos.
Los defensores de estas píldoras de anticoncepción de emergencia aseguran que ayudan a reducir los embarazos no deseados o los abortos, y que el acceso rápido y sencillo para las adolescentes y mujeres de todas las edades es crucial para que funcionen estas medicinas. Los conservadores más críticos consideran que esto podría conducir a la promiscuidad y al abuso sexual. Los grupos de defensa de los derechos de las mujeres demandaron a la FDA por su manejo de Plan B y en 2009 la agencia fue obligada a reconsiderar su decisión. Los representantes de la agencia no estaban disponibles inmediatamente para hacer comentarios sobre el estado de su revisión o sobre el nuevo pedido de Teva.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Actualidad Médica.




Deja un comentario