Propiedades del Pomelo


El pomelo es una fruta perteneciente al grupo de los cítricos. Aunque no tiene demasiado prestigio, deberíamos incluirla en nuestra dieta diaria ya que es un excelente coadyuvante en regímenes y posee varias vitaminas como la C, B1, B2, B6, A y minerales como: hierro, potasio, fósforo, magnesio, azufre o calcio. Además posee propiedades antioxidantes y es un depurativo y diurético natural.
Contiene flavonoides y terpenoides, lo que le confiere propiedades anticancerígenas y licúan o aligeran la sangre.
En ayunas es muy recomendable su consumo cuando se desea adelgazar, ya que acelera el metabolismo ayudando a quemar grasas como así también a los problemas de retención de líquidos.

Si estás buscando una opción para consumirlos porque no te gusta su acidez, puedes intentar probarlo con miel o agregarla a tu zumo o bien mezclarlo con zumo de dos naranjas, así te será más desapercibido su sabor amargo.
Lo que sí es importante saber es que nunca agregues azúcar blanco ya que sus propiedades se anulan.
Entre los meses de enero y junio, es cuando se encuentran en los mercados en todo su esplendor y conviene elegir los más pesados y de cáscara fina, ya que son los que tienen más jugo.
No es conveniente su consumo si tienes úlceras estomacales, gastritis, acidez, hernia de hiato o afecciones digestivas o de los riñones.
Es un excelente alimento para las personas que padecen anemia, estrés, colesterol, diabetes, gota, ácido úrico, obesidad, catarros y gripe, así como hipertensión y problemas de hígado. Es laxante y contiene muy pocas calorías, sólo 40 por cada 100grs.
Es muy recomendado durante el embarazo y en periodos de lactancia ya que ayuda a mantener las defensas del organismo gracias a su efecto antioxidante y al hierro que contiene.
Si bien hay más de 1500 clases de pomelo, todas cuentan con las mismas propiedades. Para mi gusto sugiero el pomelo rosado maduro que generalmente es más dulce.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Recetas Saludables.




Deja un comentario