Recomendaciones de glúsidos para deportistas


¿Deportista? Si lo eres entonces seguramente sepas todos los elementos que deben tomarse en consideración a la hora de alimentarse. Aunque, aún así muchas veces tenemos algunas dudas con respecto a esto. Hoy vamos a despejar una de ellas, la misma está relacionada con la cantidad de hidratos de carbono que deberían consumirse, cuánto es demasiado y cuánto muy poco.
Sabemos que los mismos son esenciales en la vida de todo deportista, ya que son su principal fuente te energía, por tanto, lo que sí tenemos claro es que no pueden faltar. Además, si analizamos la pirámide nutricional, podemos ver que los mismos ocupan un lugar destacado, por tanto, son sumamente importantes.
En cuanto a las cantidades que deberíamos consumir, estas varían dependiendo de las personas. Por ejemplo, alguien que mantiene una vida sedentaria no necesita consumir las mismas cantidades que alguien que realiza actividad física todos los días, ya que en este último el desgaste es mayor. Lo importante es tener suficiente energía para las actividades de cada día.
Según una información publicada por el Instituto Gatorade de Ciencias del deporte, cada deportista necesitaría un requerimiento de hidratos de carbono que representa entre el sesenta al ochenta por ciento de los nutrientes que ingieran en su dieta. Esto quiere decir que es necesario consumir entre siete y diez gramos de carbohidratos por cada kilo de peso corporal, por tanto, si pesamos sesenta kilos lo que tendremos que consumir variará entre los cuatrocientos veinte y los seiscientos gramos de hidratos de carbono.
Por último, debemos recordar que estos valores no aplican a personas que llevan una vida sedentaria, ya que en estos casos, la energía que el cuerpo no consuma se terminará convirtiendo en grasa, lo que es contraproducente. Por tanto, estemos atentos a la cantidad de hidratos que consumimos y de dónde provienen.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario