Recomendaciones para herpes labial


El herpes labial consiste en una infección producida por un virus que da lugar a ampollas en el labio, y con la particularidad de que es altamente contagioso. Sabemos que tras unas semanas se produce su curación, pero es mejor tomar medidas para evitar las molestias en los primeros días y también evitar que no se propague a otras zonas, ya que si llegara por ejemplo a los ojos podría ser peligroso.
Las molestias que tendrás son comezón, ardor, hormigueo, fiebre, costras. Además de ser algo antiestético también es molesto. Es importante que limpies bien la zona con agua y jabón e intentes que no se contagie a otras partes del cuerpo.
Las razones por las que se da pueden ser por defensas, estrés, consumo de arginina, etc.
Si tienes herpes labial puedes aplicar hielo en la zona afectada durante varias veces al día. Otro remedio casero muy utilizado es la infusión de té, puede ser té negro o puede ser cualquier otro, que se aplica en la zona el mayor tiempo que puedas varias veces al día. Puedes hacer lo mismo con un zumo de limón que hayas hecho aplicando unas gotas a la zona.
Una pulpa de tomate (o la sal común) y después aloe vera son una buena solución, ya que mejorarán la zona.
También debes cambiar la alimentación por una más adecuada, con frutas y verduras frescas, así como ajo, aliméntate mejor, haz ejercicio, aprende relajación si se produce por estrés, deja el alcohol y el tabaco o redúcelo ya que empeoran la situación, y lávate la mano muy frecuentemente para que el herpes no se propague a otras zonas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Dermatología.




Deja un comentario