¿Te preocupa tu cabello? Conoce algunos mitos y verdades


Mitos y verdades de tu cabello (I)
El cabello es una parte fundamental del físico de las personas, y sino, hagan la prueba mirándose al espejo antes y después de un buen corte de pelo o un cambio de look. A continuación listamos las afirmaciones “populares” más frecuentes que se oyen a diario, e iremos comprobando su veracidad.
“El que canea, no calvea”. Falso.
Es un dicho popular sin ninguna base científica, por lo que, al menos hasta estos momentos, la afirmación de que las canas se caen menos que el pelo normal, es sencillamente falsa.
El pelo se debe lavar cada día sin falta. Falso y verdadero a partes iguales.
Excepto que realices actividad física a diario que te haga sudar horrores, el cabello no necesita que lo laven todos los días, es más, en algunos casos, resulta contraproducente esta medida, porque puede provocar daño y debilitar al cabello. Pero por otro lado, si nos vemos obligados a lavarlo cada día, siempre y cuando utilicemos un champú muy suave y no frotemos el cuero cabelludo en exceso, no suele revestir mayor peligro.
Existen alimentos que previenen las canas. Verdadero.
Ciertos nutrientes y minerales pueden retrasar la aparición de cabellos blancos. El selenio, por ejemplo, es un mineral que nos puede venir bien, y que se encuentra en el anacardo tostado, el huevo, el pan integral, el calabacín, las legumbres o las judías verdes cocidas. Eso sí, no esperes milagros.
Si tu padre tiene canas, tienes más posibilidades de tenerlas. Verdadero.
Esta afirmación no es vinculante, pero se ha demostrado que el factor hereditario resulta determinante en los casos de canicie, así que la genética influye bastante en este asunto.
Arráncate las canas y te saldrán más. Falso.
Arrancándote un cabello lo único que se consigue es dañar su folículo y hacerlo más propenso a infecciones varias, por lo que esta afirmación, además de falsa (lógicamente por arrancar un pelo no salen más), es hasta contraproducente.

Los tintes se deben usar con precaución. Verdadero.
Un tinte no es algo de lo que podamos abusar, de lo contrario, tenderemos a resecar el pelo y a hacerlo más propenso a otras enfermedades.
Para prevenir la calvicie, es bueno afeitarse la cabeza. Falso.
Es como el mito de que si nos depilamos con cuchillas nos crece más pelo, más espeso y más rápido. Eso es totalmente falso. Afeitarnos la cabeza (o cortar cualquier otro pelo) no daña al folículo, por lo que la raíz del pelo “ni se entera” de que lo has cortado, y simplemente empezará de nuevo su crecimiento normal.
El pelo no siempre crece igual de rápido. Verdadero.
No es que crezca un día más y otro día menos, pero en determinados momentos, como en verano, el cabello suele crecer un poco más rápido (aunque apenas se perciba), por el metabolismo del cuerpo, que varía de acuerdo a la estación.
Un buen cepillo es imprescindible. Verdadero.
Disponer de un buen cepillo, especialmente de cerdas naturales, es algo que cualquier persona con el pelo largo debería tener en cuenta. El tamaño variará de acuerdo a la longitud del pelo.
Trenza tu cabello para que crezca más. Falso.
No obtendremos ni mayor volumen, ni mayor crecimiento, ni más rapidez ni nada de nada trenzando el cabello. Lo que sí debemos hacer es mantener al pelo hidratado y saludable.
Fumar produce canas. Verdadero.
Varios estudios científicos han comprobado que el tabaco es uno de los factores que promueven la aparición de canas, así que si el cabello blanco es una de tus preocupaciones, ya sabes cómo actuar.

El secador puede dañar al cabello. Verdadero.
Resulta mucho mejor dejar que el pelo se seque ambientalmente, pero claro, esto es algo que no siempre resulta posible, especialmente si somos propensos a resfriarnos.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Belleza.




Deja un comentario