Consideraciones postoperatorias después de procedimientos abiertos en las vías respiratorias


Los niños que se sometieron a procedimientos en una etapa deben vigilarse especialmente cerca durante dos semanas después de la extubación. Los problemas de las vías respiratorias suelen presentarse en el transcurso de este periodo y quizá ameriten una intervención quirúrgica. Los niños en quienes se practicó una reconstrucción satisfactoria, y que aún tienen una traqueotomía, deben observarse con esta última tapada durante un mínimo de 48 horas (tráquea tapada) en el hospital antes de la descanulación.

En estos sujetos es necesario vigilar la saturación de oxígeno, el trabajo respiratorio y la capacidad para eliminar secreciones. Estos niños deben observarse durante un periodo adicional de 48 horas después de la descanulación.

En todos es necesario repetir la endoscopia a las cuatro semanas, tres, seis, 12 y 24 meses después del procedimiento reconstructivo para verificar que continúa el crecimiento de la vía respiratoria y reconocer posibles problemas en desarrollo. El objetivo de la operación reconstructiva no es únicamente la descanulación.

Consideraciones postoperatorias después de procedimientos abiertos en las vías respiratorias Pediatría

Un indicador del éxito quirúrgico es la calidad de voz después de la reconstrucción laringotraqueal. La mayor parte de los individuos que tenían una voz capaz de permitirles comunicarse antes de la operación conserva una voz similar o mejor después de ella.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario