Eliminan bacterias del acné con luz azul


El tratamiento del acné con luz azul es un procedimiento no invasivo que utiliza la luz con un rango de longitud de onda 405-420 nm de color azul para eliminar a las Propionobacterium o bacterias P. acnes, causantes del acné en la piel. Esta terapia fotodinámica ha sido aprobada por la FDA como tratamiento del acné vulgar moderado o del que no ha respondido a las terapias usuales antiacné.

¿Cómo funciona?

Las bacterias causantes del acné liberan porfirinas. Estas son sustancias de origen natural en el cuerpo, derivadas de la degradación de la hemoglobina en los glóbulos rojos. Cuando las porfirinas absorben la luz de ciertas longitudes de onda, se produce un daño a causa de los radicales libres, y eso destruye la bacteria. El tratamiento del acné con luz azul utiliza un rango pequeño y de alta intensidad que es absorbido fácilmente por las porfirinas liberadas por las bacterias que causan el acné.
Las terapias lumínicas que se utilizaban se basaban en la luz ultravioleta (UVB por lo general), que puede ser perjudicial para la piel. Por lo tanto la luz UV ya no se usa para tratar el acné y los dispositivos de luz azul actualmente disponibles no contienen luz ultravioleta.
El tratamiento del acné con luz azul se puede usar en solitario o en combinación con un agente fotosensibilizante como el ácido aminolevulínico tópico (ALA). El tratamiento previo con el fotosensibilizador parece ofrecer una reducción adicional de las lesiones y pústulas, pero causará la aparición de costras durante unos días.

¿Qué implica el procedimiento?

El procedimiento consiste simplemente en que el paciente esté sentado delante de una lámpara de luz azul durante unos 15 minutos. Generalmente basta con dos sesiones por semana durante un período de cuatro semanas.
El tratamiento previo con ALA requiere la aplicación tópica de dicha sustancia 30 minutos antes de que nos sentemos delante de la lámpara de luz azul durante unos ocho minutos. Los tratamientos suelen ser llevados a cabo en intervalos de dos semanas. El número de sesiones depende de la severidad del acné y de las mejoras observadas. El uso de la luz azul debe ser supervisado, en todo caso, por un dermatólogo

¿Cómo es de efectivo?

Varios estudios han demostrado que el tratamiento de acné luz azul parece mejorar el acné vulgar, con una reducción de la inflamación y del número de pústulas y pápulas en alg:unos individuos. En otro estudio, las lesiones del acné noduloquístico empeoraron cuando fueron tratadas con luz azul.
Se necesitan más estudios controlados para demostrar la eficacia de este tratamiento y los efectos a largo plazo. Otros tratamientos para el acné pueden ser más adecuados en cada caso individual.

¿Hay algún efecto secundario?

Los efectos secundarios son generalmente leves e incluyen:

Hinchazón y sequedad de las zonas tratadas.
Cambios temporales en la pigmentación.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Dermatología.




Deja un comentario