Hidrocele en lactantes


Como en el caso de la hernia, se desconoce en buena medida la incidencia de hidrocele en lactantes masculinos. El hidrocele no comunicante, sin relación con un proceso vaginal permeable y por tanto sin nexo con una hernia potencial, es muy común en recién nacidos masculinos y es autolimitado, por lo regular resuelto en seis a 12 meses. La persistencia del hidrocele más allá de los 12 meses de edad suscita la sospecha de una comunicación con la cavidad abdominal a través de un proceso permeable y se debe considerar como una hernia. La incidencia de hidrocele aislado (no comunicante) en los niños mayores de un año de edad es quizá menor de 1%.

Tipos de hidrocele

Los hidroceles pueden ser comunicantes y no comunicantes. Los primeros, que indican comunicación con la cavidad peritoneal, son hernias y se deben tratar como tales. Un antecedente típico para este defecto incluye la tumefacción escrotal que aparece y desaparece dependiendo del nivel de actividad y relajación. Muchas veces la presión o la expresión suave reduce el líquido del hidrocele desde el escroto hacia la cavidad peritoneal, pero es típico que el líquido reaparezca en forma súbita con el aumento de la presión intra­abdominal.

Hidrocele en lactantes Pediatría

Los hidroceles no comunicantes pueden estar presentes al nacimiento o desarrollarse meses o años después, sin una razón obvia. La evolución común es la de un tamaño estable o de crecimiento muy lento, sin desaparición espontánea súbita o cambio rápido de ta­maño. A menos que estos hidroceles alcancen proporciones en extremo grandes, no está indicado ningún tratamiento, aparte de la observación simple. No obstante, el hidrocele abdominoescrotal es una variante poco común que requiere tratamiento radical.

Aparece un hidrocele grande como una acumulación escrotal del líquido, con una masa pélvica palpable en el lado del hidrocele. Con frecuencia la presión sobre la masa abdominal da lugar a un aumento del tamaño del componente escrotal.

Es objeto de especulación precisar exactamente cómo o por qué estos hidroceles se vuelven tan grandes. Una explicación supone que esta anormalidad se origina como un hidrocele escrotal adherido a un proceso vaginal largo que es permeable con el escroto, pero obliterado a nivel del anillo interno. Al aumentar de tamaño el proceso, en dirección cefálica a través del anillo interno, se forma un componente retroperitoneal.

Tratamiento

Con la producción continua del líquido dentro del hidrocele, la porción retroperitoneal aumenta de tamaño en forma proporcionalmente mayor que el escroto, debido al crecimiento potencial limitado dentro del escroto. El tratamiento para este trastorno consiste en la extirpación completa de todos los componentes del saco del hidrocele, los cuales pueden removerse mediante una extirpación inguinal generosa después de la evacuación del saco. La identificación del cordón espermático en estas técnicas quirúrgicas puede ser difícil. Tal y como se observa con todos los procedimientos para hernia, los componentes del cordón se deben conservar en el campo visual durante la disección.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario