La memoria depende de una proteína


¿Y si encontráramos la proteína del olvido? ¿Y si pudiéramos hacer algo de manera natural para la memoria? Según un estudio de la escuela de Medicina del Hospital Mount Sinai de Nueva York, realizados con cobayas, se ha llegado a la conclusión de que la proteína IGF-II podría ser imprescindible para los procesos de la memoria y prevenir el olvido que suele darse en ocasiones.
Hasta hace muy poco se desconocía la relación entre esta proteína y los procesos de la memoria, por lo que resulta un descubrimiento interesante y un gran avance para la memoria. Para hacer este descubrimiento, se les bloqueó la mencionada proteína IGF-II a los ratones que formaron parte del experimento, haciendo que no pudieran almacenar nuevos recuerdos, mientras que los que quedaron con ella no olvidaron nada de lo que habían aprendido. Las conclusiones son evidentes.
Para que te hagas una idea de la función de esta proteína, cabe decir que IGF-II es en inglés las iniciales del factor de crecimiento con estructura similar a la insulina tipo II. Es de importancia saber que el incorporar la molécula en el hipocampo se debe hacer en un plazo cercano al período de aprendizaje. En caso de los ratones del experimento, seguían recordando nuevos conocimientos hasta 3 semanas después de recibir la proteína.
Con este nuevo descubrimiento podríamos encontrar la clave para nuevas terapias naturales para mejorar la memoria y prevenir el olvido en las personas, una cuestión muy interesante que ayudará a muchas personas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario