Trastornos de las vías biliares en lactantes


Síndrome de bilis espesa

El síndrome de bilis espesa se presenta en lactantes hijos de mujeres con anticuerpos previos contra los eritrocitos del lactante; por lo general, son anticuerpos contra Rh, pero también pueden ser secundarios a in­compatibilidad ABO. El lactante presenta hemólisis masiva después de nacer, lo que produce ictericia y cambios de la composición biliar, con acumulación de lodo biliar en los conductos. En ocasiones el problema progresa hasta la obstrucción completa o el desarrollo de cálculos, lo cual requiere intervención quirúrgica. Este trastorno responde a la simple irrigación con solu­ción salina, la cual se realiza con mucha suavidad a través de la vesícula biliar para reducir al mínimo la lesión yatrógena de la mucosa.Con la atención obsté­trica moderna es muy raro hallar este trastorno.

Ascitis viliar

La ascitis biliar se presenta usualmente con intensi­ficación gradual de la distensión abdominal e ictericia en el recién nacido. No es raro que la enfermedad se relacione con un episodio séptico o incompatibilidad ABO; las más de las veces es un hallazgo aislado, tal vez consecutivo a la malformación del conducto. El sitio de perforación casi universal es la unión del con­ducto cístico con el colédoco. La demostración ultraso­nográfica de líquido libre en la cavidad abdominal su­giere el diagnóstico, que puede confirmarse con gam­magrafía PIPIDA.

En la operación se encuentran ascitis biliar estéril y tinción biliar. Debe efectuarse un colangiograma trans-operatorio usando la vesícula biliar. La lesión suele li­mitarse por sí sola y la perforación sella con el drenaje. No está indicada la intervención quirúrgica radical porque la vía biliar pequeña y delicada, tal vez con debilitamiento congénito, puede dañarse más con los intentos de anastomosis.

Enfermedad vesicular en niños

Cada vez se diagnostica con más frecuencia la enfer­medad vesicular en niños. Es probable que esto repre­sente un aumento de la sensibilidad con el uso difun­dido del ultrasonido o una mayor incidencia a causa de la dieta moderna en las naciones desarrolladas. Además, es posible que los lactantes con nutrición pa­renteral total desarrollen enfermedad vesicular.

Hidropesia de la vesícula biliar

La distensión aguda de la vesícula biliar con edema se presenta en relación con varios estados sépticos o similares al choque, incluidos la enfermedad de Kawa­saki, diarrea grave con deshidratación, hepatitis y fie­bre escarlatina. El diagnóstico lo indica el hallazgo de vesícula palpable en la exploración física, sólo con al­teraciones leves de las pruebas de función hepática.

Por lo regular, la hidropesía se resuelve en forma es­pontánea.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario