Trastornos del bazo en recién nacidos


Asplenia y poliasplenia

La asplenia congénita se acompaña en ocasiones de defectos cardiacos, así como otras anomalías de sime­tría, por ejemplo el hígado en la línea media (síndrome de heterotaxia).48,49 La anatomía de estos pacientes se comprende mejor al describirla como si el cuerpo tu­viera dos mitades derechas en lugar de una derecha y otra izquierda. A menudo, estas personas tienen anoma­lías graves de corazón “caído”, muchas veces con un solo ventrículo. El trastorno cardiaco es el más impor­tante, pero esta evaluación revela la evidencia de la asplenia, como la presentación de cuerpos de Howell-Jolly en los eritrocitos. Los individuos deben asignarse a un programa de profilaxis para asplenia (como se describe más adelante) en cuanto se establezca el diag­nóstico.

Por el contrario, el síndrome de polisplenia puede atribuirse a la presencia de dos mitades izquierdas. Los bazos múltiples tienden a localizarse a lo largo de la curvatura mayor del estómago. Las anomalías cardiacas relacionadas son menos graves que las que acom­pañan al síndrome de asplenia.

Bazo accesorio

Los bazos accesorios existen como pequeños nódu­los esplénicos y se encuentran en cerca del 20% de la población. Por lo regular, se encuentran en el hilio es­plénico, a lo largo del estómago, en el epiplón y junto al páncreas, lo que refleja el origen embrionario del bazo Estos nódulos muchas veces pare­cen ganglios linfáticos, pero pueden crecer con rapidez si se dejan después de la esplenectomía por alguna enfermedad hematológica. Esta “hipertrofia compensa­toria” parece explicarse por un factor en la sangre que induce el crecimiento esplénico y permite la recurren­cia del trastorno hematológico que obligó a la esple­nectomía.

Fusión espelnogonadal

En algunos casos raros, el primordio esplénico se fusiona con la cresta gonadal en el embrión.Como consecuencia, puede encontrarse tejido esplénico ma­duro unido al testículo u ovario. Un cordón fibroso, que a veces tiene una cadena de pequeños frag­mentos de bazo (signo de cadena de cuentas espléni­cas) puede conectar el bazo-gónada ectópico fusionado con el bazo normal. La fusión esplenogonadal se rela­ciona a menudo con anomalías anorrectales o de las extremidades, lo que hace pensar en un fenómeno embrionario global entre la 5a y 8a semanas de embrio­génesis. Los niños con fusión esplenogonadal casi siem

pre presentan falta de descenso de un testículo o una supuesta hernia. En muchos casos se practicó ya una orquiectomía innecesaria porque el cirujano se equivo­có al pensar que el tejido era un tumor. Las más de las veces, et tejido esplénico puede separarse con seguri­dad del testículo o el ovario.

BAZO VAGABUNDO

La laxitud de los ligamentos esplénicos permite que el bazo se localice en cualquier sitio de la cavidad pe­ritoneal, incluida la pelvis,52,53 El pedículo esplénico puede ser bastante largo, lo que predispone al bazo a la torsión. La torsión completa causa infarto esplénico, mientras que los grados menores de torsión producen dolor abdominal crónico intermitente por isquemia. Los estudios imagenológicos sugieren con frecuencia au­sencia del bazo en el cuadrante superior izquierdo y, a veces, una masa similar al bazo en algún otro sitio. En; caso de necrosis esplénica es necesaria la esplenecto­mía; para el bazo vagabundo se realiza un procedimien­to de fijación. La esplenopexia en el cuadrante supe­rior izquierdo es posible con una malla absorbible para evitar la aplicación de suturas a través del parénquima esplénico.

Califica este Artículo
5 / 5 (1 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario