Curar la diabetes con células madre


La diabetes es un síndrome caracterizado por una hiperglucemia o exceso de azúcar en la sangre, que se debe a un deterioro absoluto o relativo de la secreción y/o la acción de la insulina. La incidencia de la diabetes mellitus se está incrementando hasta cifras que se consideran epidémicas alrededor de todo mundo. Se estima que alrededor de 100 millones de personas padecen de esta patología y esta cifra va en aumento.

La diabetes mellitus es una enfermedad que tiene varias formas de presentación iniciales. Existen dos tipos de diabetes; la diabetes tipo I y la diabetes tipo II. La diabetes mellitus tipo I se presenta generalmente con hiperglucemia sintomática. En cambio, la diabetes mellitus tipo II generalmente se diagnostica en pacientes asintomáticos durante una exploración médica de rutina o de manera tardía cuando el paciente presenta manifestaciones clínicas de una complicación tardía, por lo que se recomienda efectuar chequeos periódicos en personas que tengan antecedentes familiares de esta enfermedad.

Curar la diabetes con células madre Células Madre

¿Cómo se diagnóstica la diabetes?

Si no hay sintomatología asociada la diabetes mellitus se confirma cuando se cumple el criterio diagnóstico para la hiperglucemia en ayunas recomendado por el National Diabetes Data Group (NDDG): concentración de glucosa en plasma (o suero) mayores o iguales a 140 mg/dl después de una noche en ayunas, tomadas en dos ocasiones diferentes en un adulto o un niño. Sin embargo en la actualidad, debido al incremento de esta patología en todo el planeta, los criterios se han vueltos cada ves más estrictos y la American Diabetes Association recomienda que los niveles de glucosa plasmática en ayunas mayores a 126 mg/dl (>6,99 mmol/l) se consideren diagnósticos positivos de diabetes.

Tratamientos para la diabetes mellitus

Los tratamientos actuales de la diabetes buscan ante todo ser individualizados y deben modificarse cuando las circunstancias propias del paciente no permitan correr el riesgo de que se presente una hipoglucemia. La hipoglicemia es un nivel de glucosa plasmática anormalmente bajo que conduce a síntomas de estimulación del sistema nervioso simpático o de disfunción del sistema nervioso central.

Es el caso, por ejemplo, de pacientes con una esperanza de vida corta o en los que padecen una enfermedad cerebrovascular o cardíaca. Así mismo se debe extremar las precauciones cuando el paciente presenta un mayor riesgo de hipoglucemia (en los pacientes indisciplinados o que padecen una neuropatía del sistema nervioso autónomo).

La dieta para conseguir una reducción de peso es de gran importancia en pacientes con sobrepeso con diabetes mellitus tipo II. Si no se logra una mejoría de la hiperglucemia mediante la dieta, debe iniciares un tratamiento con un fármacos orales y evaluar periódicamente al paciente.

Curar la diabetes con células madre Células Madre

Para asegurar la eficacia del tratamiento prescrito, resulta fundamental una correcta educación al paciente, además de la dieta y el ejercicio, para que este pueda identificar correctamente los signos que requieren atención médica inmediata y para promover el adecuado cuidado de los pies. En cada visita que haga a su médico este buscará síntomas o signos de complicaciones, examinará los pulsos periféricos, la sensibilidad en pies y piernas, y probablemente realizará una prueba de albuminuria. La evaluación periódica de laboratorio incluye: un perfil lipídico, niveles de creatinina en suero, ECG y una evaluación oftalmológica completa anual .Dado que los diabéticos tienen un aumento de riesgo de insuficiencia renal aguda, las exploraciones radiológicas que requieren la inyección intravenosa de medios de contraste deben llevarse a cabo sólo si son absolutamente imprescindibles y sólo si el paciente está bien hidratado.

Células madre para la diabetes

Hasta ahora el pronóstico de los pacientes que padecen diabetes mellitus permanece sujeto al control de la glucemia mediante la dieta o el tratamiento sustitutivo con fármacos o insulina. Cuando las características del paciente hacen necesaria la utilización de insulina, se suele preferir la insulina humana porque es menos antigénica que las variedades obtenidas de animales. No obstante, en la mayor parte de los pacientes en tratamiento insulínico, incluidos los que reciben preparados de insulina humana, aparecen niveles cuantificables de anticuerpos a la insulina, por lo general muy bajos, pero que pueden tener consecuencias en el tiempo como la resistencia a la insulina. Sin embargo, hay algunas luces de esperanza; resultados positivos derivados del trasplante de islotes de de Langerhans en pacientes diabéticos ha acrecentado el interés por recurrir a células capaces de producir insulina. El escaso número de islotes pancreáticos en los pacientes, sumados a la imposibilidad de multiplicar estas células in vitro, ha tenido como consecuencia que se considere la posibilidad de utilizar células madre con capacidad de diferenciarse en células productoras de insulina. Utilizar células madre para la diabetes se plantea como una opción mucho más viable y que eliminaría por completo los problemas de rechazo inmunológico.

Curar la diabetes con células madre Células Madre

En series experimentales con animales se ha podido diferenciar, a partir de células madres embrionarias, células secretoras de insulina. Cuando estas células se implantan en el bazo de ratones de laboratorio con diabetes inducida, son capaces de inducir una normalización de las cifras de glucosa. Además otras investigaciones sugieren que células obtenidas de diversas fuentes como conductos pancreáticos, islotes de Langerhans o incluso células de médula ósea son aptas para producir células secretoras de insulina. De resultar exitosas las investigaciones al respecto, la dupla diabetes y células madre marcaría una revolución sin precedentes en la investigación científica.

Pero lamentablemente no todo está dicho en el proceso de diferenciación de células madre para diabetes. En estas técnicas, además de células productoras de insulina, se generan otros tipos celulares diferentes. Este mecanismo, que resulta de vital importancia a la hora de su utilización en individuos, no ha sido controlado de manera segura. Tampoco se han podido reproducir grandes cantidades de células productoras de insulina, lo que se traduciría en altos costos para los pacientes y claras limitaciones terapéuticas. En este caso las expectativas han superado a los avances científicos reales. Habrá que esperar los resultados de nuevas estudios para poder comprobar si la interacción de la diabetes y las células madres podrían ser el comienzo de una nueva era de tratamientos para enfermedades crónicas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Células Madre.




One Response to “Curar la diabetes con células madre”

  1. claudia Dice:

    Buena tarde, me gustaría tener más información acerca de las investigaciones realizadas sobre la celula madre, ¿dónde se puede obtener dicha célula?, ¿cuál es su costo?


Deja un comentario