Sonambulismo en los niños


Aproximadamente un quince por ciento de Los niños de entre cinco y quince años son propensos al sonambulismo.
Cuando un niño abre los ojos mientras duerme, salta de la cama y anda, no lo hace en sueños, pues en la fase de sueño onírico, tales movimientos serían imposibles. No se sabe cuál es la causa del sonambulismo, aunque parece que la tendencia es hereditaria, pues con frecuencia también los padres eran sonámbulos.

Asegúrese de que su hijo no pueda abrir las ventanas o puertas de la casa o del balcón, porque podría suceder que usted no se despertara mientras su hijo anduviera sonámbulo.
A menudo el niño busca inconscientemente el baño. Ocurre a veces que los niños sonámbulos confunden las puertas y orinan, por equivocación, en la nevera o en el armario de la ropa. Es posible evitarlo procurando que no beba demasiado por la noche y orine antes de irse a la cama.

Un sueño regular y suficiente parece evitar las experien1ciar de parasomnia. Cuando los niños no duermen el tiempo necesario, su sueño profundo suele ser más intenso. La experiencia demuestra que, en ese caso, aumenta la probabilidad de que la criatura quede «encallada», si no logra acabar de salir del sueño profundo. El fenómeno, como es natural, afecta sólo a los niños con predisposición hereditaria a la parasomnia. Aunque su hijo haya superado ya la edad de la siesta, es recomendable volver a ella para que duerma más horas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Consejos para Mamá.




Deja un comentario