Bioflavonoides: la rutina


La rutina es uno de los distintos bioflavonoides que ofrecen color y sabor a las frutas y verduras, y hacen muchísimo más. Se cree que los bioflavonoides trabajan conjuntamente y, no es sorprendente que los suplementos de rutina a menudo lleven otros bioflavonoides como la quercetina y la hesperidina. Los bioflavonoides en general y la rutina en particular, pueden reforzar los capilares, los vasos sanguíneos más pequeños. La rutina es básica para la correcta absorción y empleo de la vitamina C, y ayuda a la vitamina C a conservar el colágeno, el tejido que hay debajo de la piel y que soporta la epidermis, la capa externa de las células.

El uso más popular de la rutina es como tratamiento para las alergias. Según las investigaciones, la rutina puede retardar la liberación de histamina, el componente químico que liberan las células mastoideas que causan reacciones alérgicas habituales como una nariz goteante. De hecho, la rutina suele añadirse en fórmulas antialérgicas especiales diseñadas para aliviar los síntomas de la fiebre del heno y del asma. La mayoría de las personas creen que estos preparados son muy eficaces y no causan efectos secundarios como somnolencia o sequedad de boca, típicos de los medicamentos antihistamínicos.

Dada su capacidad de reforzar los capilares, la rutina también puede ser un tratamiento eficaz contra las contusiones, las varices (causadas por la debilidad de los vasos sanguíneos) y las hemorroides, una inflamación de las venas del ano y del recto. Al igual que otros flavonoides, la rutina es antiinflamatoria y también muestra tener propiedades antivíricas, antimicrobióticas y anticancerígenas. No hay ninguna duda de que como más estudiemos la rutina, más aplicaciones encontraremos para ella.

Propiedades posibles

Dosis aconsejada

Toma un máximo de tres comprimidos de 1000 mg de Bioflavonoides al día, como mínimo media hora antes de las comidas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario