Dimensión física de la autoestima en los niños


Se refiere en ambos sexos, al hecho de sentirse atractivo físicamente. Incluye también, en los niños hombres, el sentirse fuerte y capaz de defenderse; y en las niñas, el sentirse armoniosas y coordinadas.

La dimensión física se encuentra muchas veces disminuida por el fuerte impacto que tienen los medios audiovisuales en la formación de estereotipos de belleza, siendo las imágenes de hombre y de mujer que proyectan muy lejanas a nuestra identidad. Los modelos que proponen los medios son altos(a), rubios(a), muy delgados(as) y por supuesto, en la comparación los niños y niñas se insegurizan y se terminan sintiendo feos y poco atractivos.

Someter a la reflexión crítica estos estereotipos y conversar sobre las consecuencias que pueden generar en la imagen personal, ayudará a disminuir el impacto de los medios en la autovaloración de los niños. Se ha pensado que las excesivas exigencias que el medio hace a las niñas para cumplir con estereotipos de belleza, es la causa del aumento de la anorexia y otros trastornos de alimentación. Particular cuidado deben tener en estos casos los padres varones con las afirmaciones que hacen a sus hijas respecto a su atractivo, resultando central el énfasis en sus características positivas, dado que ellos son los representantes de la opinión del sexo masculino.

Jacinta, de 14 años, desarrolló un cuadro anoréxico, y contaba que ella cuando era más pequeña tenía un ligero sobrepeso. Su mamá, que era muy delgada, tenía una actitud de control excesivo frente a lo que Jacinta comía. Ella dice actualmente: “A pesar de lo delgada que dicen que estoy, nunca me encuentro suficientemente flaca, y por supuesto nunca me he sentido bonita“.

Dimensión física de la autoestima en los niños Consejos para Mamá

Los propios compañeros suelen ser un factor que afecta muy negativamente la autoestima en el plano físico. Un ejemplo de ello son las bromas y el poner sobrenombres. En los sobrenombres, el físico suele ser el aspecto preferido por los pares para molestar a sus compañeros. Conversar con los niños sobre cuán dañinas y antipáticas pueden ser las bromas, ayudará a crear un clima emocional protector, disminuyendo las bromas pesadas que pueden ser muy crueles.

Reconocer y valorar los aspectos positivos del ámbito físico de los hijos e hijas, especialmente de aquellos que están en desventaja en esta área, es muy favorable para el logro de una autoestima positiva. Decir por ejemplo: “¡Eres tan buenmozo!”, ” ¡qué arreglado que estás! “¡tienes manos de artista!”. Es necesario que los padres se den el espacio para pensar, para cada uno de sus hijos, alguna característica que se le señale como una fortaleza, ya que sentirse atractivo es de la mayor significación para el desarrollo emocional.

En cambio hay que abstenerse de señalar las características físicas negativas, sobre todo en público. Los efectos de comentarios como “tu figura deja mucho que desear” o “pienso que estás impresentable”, además de dañar en forma impredecible la autoestima física, deteriora en forma importante la relación padre-hijo. Hay que abstenerse absolutamente de usar metáforas negativas, ya que ellas tienen un dañino impacto en la programación personal de la que es muy difícil liberarse; por ejemplo, decir “estás gorda como una vaca”.

Para los niños pequeños el sentirse lindos o feos implica una enorme valoración personal y entre ellos pueden utilizar estos adjetivos para aceptarse o insultarse, repercutiendo fuertemente en su autoestima global. Por su parte, para los preadolescentes y adolescentes, continúa siendo muy importante el sentirse atractivo físicamente, por lo que aunque usted no esté de acuerdo con su estilo de vestimenta o considera su crecimiento poco proporcionado, algo propio de la etapa que está atravesando el joven, no lo descalifique ni ridiculice. A pesar de que en ocasiones no lo parezca, necesitan su aprobación y saber lo atractivo que es para usted.
Generar un estilo de vida saludable, tanto en el área de la alimentación como en el área del desarrollo físico, promueve una autoestima física positiva. El desarrollo de actividades deportivas y el ejercicio físico en el niño no solo ayuda a mantenerse saludable físicamente, sino que aumenta la secreción de endorfinas, que a su vez aumenta la sensación de bienestar. Además, el realizar ejercicio permite lograr un mayor control corporal, lo que se relaciona con un importante aumento del contacto consigo mismo.

Favorecer la aceptación del propio cuerpo con todas las potencialidades que da la corporalidad, es una tarea fundamental de los padres para el logro de una autoestima física positiva en sus hijos.

Evaluación de la autoestima física

Se refiere a la apreciación que los niños y las niñas hacen de sus características físicas, de sus habilidades psicomotoras y de su atractivo. Va más allá de la percepción que ellos puedan tener de su belleza física, pues incluye la valoración que tengan de sus destrezas y el grado de aceptación que además tengan de sus eventuales limitaciones.

El área de la autoestima física es un aspecto de gran importancia, tanto en la infancia como en la adolescencia. Los padres deben ser muy cuidadosos en las críticas en este aspecto, porque pueden generarle mucha inseguridad al niño o la niña. Hay que evitar las descalificaciones y como ya se dijo, especialmente el lenguaje metafórico —por ejemplo, decirle a un niño “comes como un chancho” —, porque ello puede arruinar su autoestima.

Es necesario entregar una imagen positiva de sí mismo al niño, cuidando de no sobrevalorar este aspecto para evitar programaciones personales centradas muy fuertemente en este aspecto. La autoestima física es muy vulnerable a enfermedades, al paso del tiempo, a accidentes, por lo que una excesiva concentración en esta área, además de ser muy empobrecedora, es muy riesgosa.

Es necesario que los padres se den el espacio para pensar, para cada uno de sus hijos, alguna característica que se le pueda señalar como una fortaleza, ya que sentirse atractivo es de la mayor significación para el desarrollo emocional

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Consejos para Mamá.




Deja un comentario