Minerales saludables: El silicio


La palabra silicio puede suscitar imágenes de chips de computadoras, pero por si no lo sabías este mineral también es esencial para tu cuerpo. Los naturópatas han recomendado cola de caballo, una planta rica en silicio, durante mucho tiempo para que ayude a recuperar un cabello sin brillo, débil y estropeado, y unas uñas secas. El silicio se está comercializando ahora en su pleno derecho. (El mineral silicio no debe confundirse con la silicona, el material usado en los implantes de mamas.)

El silicio es fundamental para la conservación de los huesos, el tejido conjuntivo —como en los tendones que unen huesos y articulaciones— y el colágeno —la estructura subyacente que mantiene la piel en su lugar. El silicio también puede contribuir a mantener unos vasos sanguíneos sanos conservando su elasticidad y fuerza, de modo que refuerza la circulación sanguínea por todo el cuerpo. Muchos atletas y fisioculturistas toman suplementos de sílice para ayudar a prevenir las lesiones del tejido conjun tivo y para acelerar la recuperación si ya están lesionados.

Aunque no hay ninguna evidencia científica que avale esta afirmación, hay naturópatas que recetan sílice para impedir la caída del cabello. Puesto que la sílice ayuda a absorber el calcio, también se está investigando como tratamiento para la osteoporosis. Los niveles de sílice disminuyen con la edad y algunos investigadores creen que el descenso de este mineral puede favorecer la aparición de problemas con el tejido conjuntivo y una piel rugosa. Existen algunos informes anecdóticos según los cuales la sílice puede curar problemas de uñas habituales, como la descamación o las manchas blancas. Algunas investigaciones han demostrado que la sílice también puede reforzar la función inmune y, en especial, puede aumentar el nivel de células inmunitarias que eliminan las toxinas y las infecciones.

Propiedades posibles

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario