Picolinato de cromo


Los aficionados a los gimnasios y los perezosos que se pasan el día tumbados, cuyo máximo objetivo es tener la apariencia de que se pasan el día haciendo ejercicio, acaban de «descubrir» el cromo. El picolinato de cromo, la forma del cromo más absorbente, es uno de los suplementos deportivos más venerados por todas partes. Pero, antes de que te cuente por qué el cromo ha despertado toda esta devoción entre los deportistas, permíteme que te informe un poco más de su pasado.

Durante años, he agradecido los beneficios del picolinato de cromo como remedio natural para los niveles altos de colesterol sanguíneo y triglicéridos, que pueden aumentar el riesgo de ataque cardíaco y apoplejía. Si bien el cromo disminuye el nivel de colesterol LDL «malo», aumenta el colesterol HDL «bueno», lo cual puede proteger contra las enfermedades cardíacas.

Muchos médicos también utilizan el picolinato de cromo para tratar la diabetes del tipo II, o la resistencia a la insulina, un trastorno por el que el cuerpo produce suficiente insulina pero las células no la utilizan de un modo eficaz, de modo que el azúcar sube en la sangre. Cerca del 25% de todos los adultos con más de cuarenta años desarrollarán algún tipo de resistencia a la insulina. La obesidad y una dieta rica en azúcares refinados aumentan las posibilidades de desarrollar la diabetes del tipo II, pero al tomar picolinato de cromo se contribuye a prevenir o a revertir esta afección. Según los estudios realizados por el Centro de Investigación en Nutrición Humana del U.S.D.A., el cromo puede disminuir el azúcar en la sangre de un modo tan eficaz como los fármacos recetados pero sin los efectos secundarios.

Los dietistas y los fisioculturistas están entusiasmados con el cromo porque en estudios recientes se ha demostrado que este mineral puede ayudar a cortar las grasas y a construir músculo. En un estudio que se llevó a cabo en la Universidad Estatal Bernidji de Minnesota, un grupo de atletas masculinos tomó 200 mcg todos los días y otro grupo tomó un placebo. Al cabo de seis semanas, los hombres que tomaban cromo ganaron 44% más de masa corporal magra, mientras que el grupo del placebo sólo ganó el 7%. Otros estudios han demostrado que no hace falta levantar pesas para obtener los beneficios del picolinato de cromo, incluso no haciendo nada pueden observarse algunos beneficios. Se ha estudiado el efecto de los suplementos de cromo en gente con sobrepeso.

En un centro para perder peso de San Antonio se suministró a voluntarios con sobrepeso suplementos de cromo o un placebo durante unos 72 días, y no recibieron ninguna dieta especial o particular ni ningún programa de ejercicios. Mientras los voluntarios tomaron el cromo, perdieron un promedio de 1,9 kg de grasa y ganaron 634 kg de masa magra. Ahora bien, mientras tomaban el placebo los cambios de la composición corporal eran insignificantes.

Ello quiere decir que el picolinato de cromo podía quemar grasas y reforzar el músculo incluso sin ejercicio o sin una dieta especial. Evidentemente, para obtener todos los beneficios del picolinato de cromo deberías seguir una dieta prudente y practicar ejercicio con regularidad.

Alrededor del 90% de la población no obtiene el picolinato de cromo suficiente de su comida. (Entre las fuentes alimenticias de cromo hallamos el brócoli, la levadura de cerveza y el marisco). Para colmo, la dieta rica en grasas típica de muchos norteamericanos puede aumentar la excreción de cromo, des-aprovisionando al cuerpo de cromo. Hay investigadores que creen que la deficiencia de cromo puede explicar por qué la diabetes del tipo II es una epidemia virtual en Estados Unidos.

Existe otro motivo por el que debes tomar picolinato de cromo: te puede ayudar a vivir más tiempo. Un reciente estudio demuestra que al añadir cromo a la comida de las ratas durante toda su vida, éstas vivían un 36% más. En términos humanos, ¡ello equivaldría a añadir 25 años más a tu vida!

Propiedades posibles

Dosis aconsejada

Toma un máximo de tres cápsulas de 200 mcg al día.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario