Taurina


La taurina es un aminoácido no esencial, lo cual significa que el cuerpo la puede sintetizar por sí solo. La taurina se encuentra en abundancia en los tejidos del corazón, los músculos del esqueleto y el sistema nervioso central. Es fundamental para digerir bien las grasas, absorber las vitaminas solubles en grasas y la producción de sal biliar. Los investigadores acaban de descubrir nuevos usos sorprendentes para la taurina que le han valido un lugar entre «Los últimos suplementos».

Una de las aplicaciones más asombrosas de la taurina es para la insuficiencia cardíaca, una afección grave que a menudo es difícil de tratar. Cuando se padece insuficiencia cardíaca ocurre que el músculo cardíaco no puede bombear correctamente la sangre, de modo que no la envía a todo el cuerpo. Al no funcionar correctamente el músculo cardíaco, la sangre retrocede y ello puede hinchar las piernas y retener líquidos en los pulmones. Al igual que los fármacos de prescripción como el digital, la taurina puede reforzar la contractilidad del corazón, de modo que el corazón puede bombear con más intensidad.

En Japón, donde los productos naturales como la coenzima 010 (véase página 38) suelen utilizarse para las enfermedades cardíacas, los médicos utilizan taurina para tratar la insuficiencia cardíaca. En un estudio que se realizó en 1992 sobre 17 enfermos de insuficiencia cardíaca, los médicos observaron que mejoraron más los pacientes que habían tomado taurina en comparación con quienes habían tomado la coenzima Q10. En Estados Unidos, los médicos alternativos de vanguardia ya están recomendando la taurina a los pacientes con enfermedades cardíacas para prevenir la insuficiencia cardíaca. Si padeces problemas de corazón, no te automediques; consulta antes a un médico o a un naturópata experto.

La taurina no sólo va bien para el corazón; hay nuevos indicios de que también podría ir bien para la vista. Los experimentos realizados a animales muestran que si se alimentan los animales con una dieta deficiente en taurina, éstos desarrollan una degeneración macular, es decir que se destruye la mácula, la parte de la retina que se encarga de la visión central, En los humanos, la degeneración macular es la principal causa de ceguera en las personas mayores de cincuenta años. La taurina puede prevenir la degeneración macular protegiendo los conos y bastones, células especializadas de la retina que son fundamentales para la visión. Este hecho es de especial relevancia para los diabéticos, que son especialmente vulnerables a la degeneración macular. A pesar de que la causa de la degeneración macular se desconoce, seguramente está relacionada con el daño oxidante y el daño de los radicales libres por la exposición a los rayos ultravioletas. La taurina, junto con los antioxidantes, el zinc y las plantas como el arándano, suele añadirse a fórmulas especiales diseñadas para reforzar la vista.

Propiedades posibles

Dosis aconsejada

Toma un máximo de tres cápsulas de 500 mg al día.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario