Ensalada de coliflor y gambas


Se eligen patatas de tamaño mediano, de piel lisa, del tipo que no se deshacen por efectos de la cocción. Se lavan cuidadosamente, cepillándolas si fuera necesario, y se llevan a una cazuela con agua fría en cantidad tal que baste para cubrirlas. No podemos establecer el tiempo de cocción, ya que depende tanto de la dureza del agua como del tipo de patata. Advertimos que las patatas cocidas con piel se conservan perfectamente durante unos días en la nevera. Se pelan y, una vez frías, se cortan en rodajas.

Se prepara la coliflor, haciéndola hervir durante 15 minutos; se lava y seca el pepino, cortándolo en rodajas, sin pelar y se mantiene en un plato aparte, con abundante sal, durante unos 20 minutos, para que suelte el agua amarga; se enjuaga y se lleva a la ensaladera con las patatas y la coliflor. Se aliña con la vinagreta. Se adorna la ensalada con los huevos duros, cortados en rodajas, y las gambas, cocidas durante 3 minutos, y peladas. Se aliña con la vinagreta y se sirve fría, con la mahonesa en salsera aparte.

Ensalada de coliflor y gambas Recetas Saludables

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Recetas Saludables.




Deja un comentario