Habas frescas con mejillones


Se limpian cuidadosamente los mejillones y se hierven, para que se abran, en un recipiente con agua ligeramente salpimentada. Se espera a que se abran las valvas y se escurren  eliminando los que permanezcan cerrados, señal evidente de que no se hallan en buenas condiciones. Se dejan enfriar. Se pelan las habas, quitando la película que envuelve la semilla, se llevan a una cazuela y se cubren de agua, dejándolas cocer 15 minutos; han de quedar muy tiernas.

Se separan los mejillones de sus valvas, se abren y se quita el apéndice negro, órgano excretor que puede resultar amargo. Se mezclan con las habas y se aderezan con el aceite, donde habremos puesto un ajo bien machacado, desde el principio de la preparación, y el perejil picado. Se rectifican, si es precisó, de sal y pimienta.

Habas frescas con mejillones Recetas Saludables

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Recetas Saludables.




Deja un comentario