Rábanos al estragón


Generalmente, acostumbramos a eliminar las hojas del rá­bano; sin embargo, éstas tiene un gusto delicioso y sólo se han de quitar cuando están mustias. Las hojas frescas se lavan cuidadosamente en varias aguas y se escurren; si son muy alargadas se parten por la mitad.

Se cortan los rába­nos en finas rodajas y se colocan en la ensaladera, sobre las hojas. Se rocían con aceite y vinagre; se salpimentan y se añade un poco de estragón. Se mezcla bien y se conserva en la nevera hasta el momento de servirla bien fría.

Rábanos al estragón Recetas Saludables

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Recetas Saludables.




Deja un comentario