Lechuga al roquefort


Lavada la lechuga en varias aguas, se seca y dispone en una ensaladera. Se aliña con el vinagre, la sal, la pimienta, la nata, bien mezclado, añadiéndole el aceite a chorrito, muy poco a poco. Se vierte este preparado sobre la ensalada y se remueve enérgicamente. Se añade el roquefort a pedacitos y se vuelve a mezclar.

Lechuga al roquefort Recetas Saludables

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Recetas Saludables.




Deja un comentario