Lechuga con aguacate


Bien limpia y escurrida la lechuga, se corta a pedazos, que se disponen en una ensaladera. Se pone en el frigorífico. Se pelan los aguacates, se cortan a lo largo eliminando el hueso y se parten a rodajas delgadas. Se prepara el aliño con el aceite, el vinagre (o limón, según las preferencias), y la nata líquida.

Sazonar con sal y pimienta, se vierte el aliño en el momento de servir, para evitar que las hortalizas adquieran un aspecto marchito. Recuérdese que el aguacate ennegrece apenas se separa del hueso, por lo que la operación debe hacerse en los últimos momentos; tratándose de un fruto muy rico en grasas, es poco recomendable para las personas obsesionadas por conservar la línea.

Lechuga con aguacate Recetas Saludables

 

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Recetas Saludables.




Deja un comentario