El Futuro de la lucha contra el cáncer


Mira de cerca. Puedes estar mirando al final del cáncer. Los puntos negros son pequeños nanobots dando un golpe letal a una célula cancerosa, de hecho la muerte. El primer ensayo en humanos ha sido un éxito, sin efectos secundarios.

Se mete en la célula, evade al sistema inmunológico, proporciona el siRNA, y los componentes desmontados son expulsados fuera.
Esas son las palabras de Mark Davis, jefe del equipo de investigación que creó  el ejército de nanobots contra el cáncer en el Instituto de Tecnología de California. De acuerdo con un estudio que será publicado en la revista Nature, el equipo de Davis ha descubierto una manera limpia y segura para ofrecer secuencias de RNAi a las células cancerosas. RNAi (interferencia de ácido ribonucleico) es una técnica que ataca los genes específicos en células malignas, deshabilitando funciones dentro y matándolas.
El -robot de ataque de 70-nanómetros- es realizado con dos polímeros y una proteína que se adhiere a la superficie de la célula cancerosa, lleva una pieza de ARN, llamadas ARN de mínima interferencia (siRNA), que desactiva la producción de una proteína, matando de hambre a la célula maligna. Una vez que haya entregado su golpe letal, las nanopartículas se rompe en pedazos pequeños que son eliminados por el cuerpo en la orina.
Lo más sorprendente es que se pueden enviar tantos de estos “soldados” como se desea, y seguirán vinculados a los malos, matándo a las células cancerígenas y deteniendo los tumores. Según Davis, “mientras más se introduzca, se acumulan más en los lugares  que deberían, en las células tumorales”. Si bien tendrán que terminar los ensayos para asegurarse de que no hay efectos secundarios de ningún tipo, el equipo está muy contento con los resultados exitosos y está emocionado con lo que viene.
Fuente.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Oncología.




Deja un comentario