Uso y Cuidado de Tu Retenedor


¿Cómo puedo cuidar mi retenedor?
La mayoría de los retenedores son removibles, lo que significa que puedes quitártelos para comer, cepillarte ó limpiarte con hilo dental. Por esta razón son fáciles de extraviar. Mucha gente envuelve sus retenedores en una servilleta mientras come, luego lo olvidan y tienen que gastar mucho dinero en uno nuevo. Una buena solución es llevar siempre contigo el estuche y guardar allí el retenedor cuando no lo estés usando. Para una protección adicional, pon el estuche inmediatamente en tu mochila, bolsa ó bolsillo, nunca lo dejes sobre una mesa u otra superficie.

Tu dentista puede darte información de cómo limpiar y cuidar tu tipo específico de retenedor. Sin importar el tipo de retenedor, necesitas asegurarte de no sentarte sobre el, no pisarlo, ni destruir esta delicada y costosa pieza.

¿Cuánto tiempo necesito usar el retenedor después de que me quitaron los frenos (brackets)?
Tu dentista te dirá el tiempo que deberás usar el retenedor. Dado que el propósito del retenedor es prevenir que tus dientes regresen a su posición original, deberás usarlo hasta que tu mandíbula y encías hayan tenido tiempo de estabilizarse alrededor de tus dientes recién alienados. Muchos ortodoncistas recomiendan que los niños y adolescentes usen sus retenedores hasta los 20 – 25 años – esto es cuando los dientes permanentes han terminado de salir y la mandíbula para de crecer.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Odontología.




Deja un comentario