VALORACION HOSPITALARIA INICIAL Y TRATAMIENTO DE NIÑOS CON TRAUMA


No existe pena más grande que la aflicción de los padres cuando su hijo muere o queda mutilado por heridas. El dolor físico y el emocional que provocan las lesiones en niños llevaron a muchos investigadores a clasificar, registrar y analizar los patrones de traumatismos en la niñez. Se presupuso a priori que el conocimiento de la dinámica de los traumatismos pediátricos conduciría a prevenirlos. Hoy en día se conocen muchas facetas de estas anomalías y, pese a ello, aún no disminuyen los traumatismos en niños. El costo para la sociedad y las pérdidas emocionales son inconmensurables.
El traumatismo, en especial el intencional a jóvenes, es un reflejo de la salud de la sociedad. En la actualidad existen en Estados Unidos dos tipos de ciudades: la deslumbrante que está en la cumbre de las oportunidades, aclamada por Ronald Reagan, y la despojada y sucia, como la ha descrito elocuentemente Mario Cuomo.” Los traumatismos acechan en ambas ciudades pero en diferentes maneras. Aunque Estados Unidos no fue en años pretéritos la escena de batallas campales desde la guerra entre los estados, hoy en día se encuentra en lo que se ha descrito como una “guerra no civil”. Esta guerra de los días modernos mata a niños con pistolas, navajas y drogas, en el interior de las ciudades y destruye con fármacos, alcohol y vehículos de motor en los suburbios. Los traumatismos a niños no pueden detenerse mediante la comprensión racional; por el contrario, la respuesta a este problema se encuentra en la capacidad de las naciones para definir sus valores y prioridades.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario